Señores, lamento comenzar este post diciendo que la justicia española está rota. Ni Garzón, ni Gurtel, ni ná. ¿Cómo es posible que a este señor de Banalúa de Guadix (pueblo que todo el mundo conoce tela de bien), se le condene a cuatro años de prisión?
Os pongo en antecedentes. Un buen día, sin duda, este vecino granadino, chatarrero de profesión, irrumpió en un local de alterne armado con una pistola y lanzando al aire el grito de "Soy el jefe y esta noche manda mi polla".
Explícito, directo y bello. Sí, señores, nuestra querida lengua castellana, forjada durante siglos y siglos, nos permite -sólo a unos cuanto iluminados- crear oraciones infinitivas de tal belleza. Acto seguido, el que, debiera ser, nuestro héroe patrio, colocó su arma en la barra y exigío a la camarera que empezara a poner copas a todos los parroquianos allí reunidos, cual Robín de los Bosques en sus horas altas. No contento con aquello, quiso que su proeza llegará a más: bloqueó la puerta del establecimiento, reventó la caja apropiandose de su botín de 100 € y mantuvo su conquista, a igual que lo haría nuestro Cid Campeador con Valencia siglos ha, durante dos horas.
Finalmente una de las victimas consiguió alertar a la Guardia Civil, que acabó arrestando a nuestro intrepido aventurero, cual vulgar bandido.
Amigos, son acciones como estas las que, sin duda, en otros tiempos serían objeto de las más grandes canciones compuestas por bardos y juglares, y, sin embargo, hoy día son reprendidas brutalmente por un estado judicial cada vez más corrompido.
Pero yo os digo: no os preocupeis, por que el tiempo y la historia pondrán a cada uno en su sitio, y llegará el día en que toda nuestra nación se lleve la mano al corazón y entone solemnemente: ¡Yo soy el jefe y esta noche manda mi polla!
Amén
[IDA DE PINZA/OFF]

5 comentarios:

  1. Anónimo dijo...

    Muy buen texto y crítica, jefe. Si todo el mundo fuera como este chatarrero el mundo sería un lugar mejor, e increiblemente bello lingüisticamente hablando, también :P  

  2. Anónimo dijo...

    Ya no quedan caballeros como este....  

  3. jomagaro dijo...

    Ahí, con dos cojones, el tío!!!!

    Que se está perdiendo la esencia del macho, macho....  

  4. Anónimo dijo...

    No era ningún chatarrero, era un delincuente habitual de la localidad de Benalúa de Guadix.
    Tuvo secuestrados durante un rato a las trabajadoras del club y a algunos clientes.
    Que en España es muy bonito que depues de cometer un crimen, se intente victimizar al delincuente.  

  5. Anónimo dijo...

    pero que godada es esta?? puta españa!!!  

Publicar un comentario en la entrada

 

Diseño optimizado para una resolución 1280x1024, no nos culpes si lo ves mal...

Solo Blog - Top Sites